26.1.10

Lo que le pasó a la pobre camiseta



La verdadera historia, vaya.

Tenía pinturas para tela, brillantes, preciosas. Tenía unas planchas de foam que podía recortar para hacer una forma apetecible. Tenía unos pinceles con los que poder pintar. Tenía una camiseta con futuro. Pero no tenía una buena idea.

Un futuro echado a perder. Pobre camiseta.

2 comentarios:

  1. Pero por qué "pobre camiseta"???? Si ha quedado chulísima!!!!!!!! Mooola!!!!!!!!!!
    Te iba a decir que Marcos también quiere una, pero es que ya me repito tanto... jeje!
    A mi me encanta cómo te ha quedado!!!!!

    ResponderEliminar
  2. ejem... no sé, en realidad es un pelín cutre, no te parece? igual es que en la foto se ve más chula.
    en cualquier caso, mil gracias!!!

    ResponderEliminar