6.4.10

Barman, un cocktail!

Al final, no he podido inspirarme un mínimo con el tema del pan. Esto pasa por hacer las cosas para tenerlas hechas, no para disfrutarlas. Ays...
Bueno, el tema es que necesito color para seguir con esto de dar forma a una colección de ropa. Pienso en arrecifes, tebeos y fundas de discos y, luego, me pongo a hablar del pan. En fin. Y vale que el pan me encanta -demasiado-, pero no me motiva para esto, la verdad.
Resumiendo: mi nuevo tema, que tendré que sacar a toda leche, pasa a ser la coctelería. En particular, me gusta pensar en el ambiente de los bares a principios/mediados del siglo pasado, y en toooooooodo el color que ofrecen. Me parecen tan alegres y elegantes... Mola!
Total, que he tenido la suerte de encontrar algunos libros en casa -Oviedín- y mi hermano Javier me ha dejado un par de libros. Uno de ellos es una joyita y es justo, justo lo que necesitaba. Bien!! 
Hala, ahora a trabajar, maja.


Semblanza de un bar americano
Nueve de la mañana
Apertura, ruido de escobas, plumeros, limpieza, higiene, desinfección, organización del servicio del Bar. Botones al Banco por cambio.

Una de la tarde
Un barman, señoritas, clientes, monotonía, languidez, martini, gin fizz, más gin fizz, ¡porto flip doble para señorita inapetente!

Una y media de la tarde
Dos barmans, más clientes, más señoritas, animación, comentarios al día anterior, plan para la tarde.

Dos de la tarde
Cuatro barmans, camareros, muchos clientes, más señoritas, barristas, voces, violetera, ¡botones Captan!, ruidos, cristalerías, risas. ¡Tapia, esa mesa!, voces fuertes, ¡tres martinis! ¡Barman Manhattan!, discusiones. Fut-boll, toros.

Dos y media de la tarde
Calma, languidez, media luz, descanso.

Tres y media de la tarde
Café, copas, habanos, Mono, coñac, voces suaves, bienestar, digestión.

Seis y media de la tarde
Té, chocolate, whiskys, mariscos, sanwhischs, cerveza, hablar lento, risas breves.

Siete y media de la tarde
Barman, llegada clientes al aperitivo, señoritas, preguntas al barman, tranquilidad.

Ocho y media de la tarde
Plena luz, golpe de fuego, cuatro barmans, muchos clientes, señoritas, más señoritas, voces fuertes-risas, alegría, gran optimismo (según lo que se han bebido), ¡martinis!, ¡brons!, ¡porto flip! "¿Has dicho dos cock-tails de champagna, Jesús?" Mucho trabajo, nerviosismo, ruido de copas, discusiones, negocios, flirt. "¡Barman, mi cocktail!" Ruido de dados, comandas rápidas. "Telefonista, avisa al 1419 que no me esperen a cenar." Tres whiskys de barril. "Chicote, cobre."

Diez de la noche
Silencio, tranquilidad, botones barriendo, barman y camareros que terminan su servicio.

Diez y media de la noche
Café, licores, tabacos. "¡Botones, el cartel de espectáculos!"

Una de la noche
Un barrista, otro barrista, otro, señoritas, amateurs de la barra... y del coñac, fatiga, calor, repercusión de voces.

Dos de la madrugada
Silencio, luz difusa, papeles, ceniza, polvo, nada... Hacer la caja, dar la copa al sereno, hasta mañana.

:: Mis 500 cock-tails. Por Pedro Chicote. Prólogo de D. Jacinto Benavente.
Madrid, 1933. Ed. Pueyo. ::

12 comentarios:

  1. mil gracias, Bea!! me da mucha rabia haber estado pensando tantos días en pan (jaja), pero mejor así.
    oye, y gracias por pasarte por aquí!

    ResponderEliminar
  2. flipo con la narración del bar !
    menudo tema para sacar una cole... hay tanto material! me imagino miles de bebidas de colores y una copa de martini, unas aceitunas GIGANTES,. De verdad me encanta quiero ver las siluetas, los estampados, todo!

    ResponderEliminar
  3. la verdad es que había visto unos cuantos libros de coctelería antes de llegar al libro de perico chicote; pero, cuando leí ese pasaje fue como "uf, ya está". :)
    lo bueno, y lo malo, es que tiene tantos ángulos por los que pillarlo y tiene tanto colorido, que el resultado puede ser igual de bueno que decepcionante.
    a mí ya me da miedino no estar a la altura, no te creas! pero, da igual, cuando tenga algo un poco cerrado, lo enseñaré.
    soy una agónica, que "pa' qué".

    ResponderEliminar
  4. reconozco que era una fiel seguidora del pan....pero tras leer esto, tal vez me pase al club del cóctel!
    Laura (la casita)

    ResponderEliminar
  5. sigue la luz, Laura, sigue la luz!! el tema del pan lo llevo un poco en paralelo y sin ningún tipo de aspiración a tenerlo a tiempo para julio -o cuando sea-, pero un cóctel es un cóctel. cocktail time rules! gracias por pasarte por aquí, así he podido ver que tienes un superblogón!
    (ya soy "fans")

    ResponderEliminar
  6. jajaj lo he encontrado por casualidad!! De acuerdo veo la luz...lo confieso... pero me gusta eso de que no dejes el pan de lado! Es un tema reto, y los retos molan! Gracias por ser "fans"!!

    ResponderEliminar
  7. este tema es genial pero el del pan me encantaba!!!!

    ResponderEliminar
  8. :D muchas gracias, Paula! lo dicho, el tema del pan lo dejo apartado, pero no olvidado... espero. no, en serio, que el tema mola, pero ahora quiero dedicarme a éste.
    qué ganas de que llegue otra vez el viernes; siempre flipo con las cosas tan chulas que se ven en clase!

    ResponderEliminar
  9. bueno... venga... aceptamos cocktail como animal de compañía... Aunque al final mojes un poco de pan en un cosmopolitan jj La verdad es que me gusta todo! Así que uno doble para mi!
    SiMon (La casita)

    ResponderEliminar
  10. jajaja. gracias, Silvia.
    oye, con qué nos vamos a encontrar este viernes?! qué estás preparando? cada vez que veo tus presentaciones de trabajo -continente y contenido- me quedo ojoplática!!

    ResponderEliminar