10.6.11

Siempre sonriente

Ayer volví de Oviedo. El viaje de vuelta fue muy raro. No pude pillar un tren, que es como más me gusta viajar, así que "fui en ALSA". El autobús se suponía que era normal, pero se había estropeado e hicimos el trayecto en un modelo de los que usan para los servicios Supra. Con la confusión, una chica se quedó con mi asiento. No me preguntéis por qué. Tampoco me preguntéis por qué cuando me dijo que si quería se cambiaba a otro porque a ella no le importaba cambiarse a otro asiento -y así desocupar el mío- no le dije que no tenía que preguntarlo, sólo hacerlo. 

Había un tío compartiendo con todos unos vídeos musicales desde su portátil. La que tenía detrás podía dormir mientras sonaba una y otra vez la misma canción -de principio a fin- desde su móvil. Vivan los Oldies but Goodies. La tía de delante iba más cómoda descalza y otro de un poco más allá se bebió seis latas de cerveza -dos litros, vaya- que llevaba en la mochila en medio trayecto, los mezcló con medicación y se hizo un corte en la cabeza bastante considerable en uno de los mil trayectos al wc -rollo mi agüita amarilla-. Luego le contó a la que tenía detrás que era chapero ("me anuncio como chapero, teleboy, chico caliente,...") y que estaba muy contento porque le había ido muy bien en Gijón. Se había sacado más de mil euros en unos días. Cejas depiladas, brazos depilados,... a veces se levantaba la camiseta y se acariciaba su depilada e incipiente barriga cervecera.  

En fin. no importa el continente. importa el contenido. Y la educación, sobre todo la educación. E ir siempre sonriente, claro. 

Y esto me recuerda -las caras sonrientes, no el resto- que el otro día hice una pulsera para una de mis sobrinas para regalársela por su cumple. El material de la calavera es concha y me dijeron que se usaba en joyería y las flores no se acordaban de qué estaban hechas, pero el precio era similar al de las calaveras, así que también debe estar bien. El lazo es suficientemente largo para ponérselo en el cuello si lo prefiere. No pude dárselo en persona como esperaba, pero sí espero que le guste!





El otro día colgué una imagen de la pulsera en Facebook y una amiga me pidió que hiciera más y las colgara en la tiendecita porque ella quería una. Así que he comprado más material (than you, mum!) y estoy haciendo unas cuantas cosillas para la tiendecita. Si alguien quiere hacer algún pedido... ya sabe! :)

9 comentarios:

  1. Rita, es preciosa, es chulísima!!!! Qué sobrina tuya/mía va a cumplir años??? Ay, qué desastre soy...

    ResponderEliminar
  2. fue el cumple de Inés el día 6 (lunes)! :)
    gracias, gracias!!

    ResponderEliminar
  3. Impresionante relato de tu viaje en autobús! Deberían hacer una red social de experiencias de este tipo, anda que no hay material...

    ResponderEliminar
  4. muchísimo material, Miguel! tengo unos cuantos borradores con entradas de este tipo, pero siempre me había controlado antes de publicarlos hasta ahora.
    el último fue por un viaje en avión que parecía más un típico viaje de fin de curso de adolescentes. afú...
    pero sonriente, siempre sonriente, jaja.

    ResponderEliminar
  5. Ya te lo dije x fb y ahora lo digo aquí est pulsera me encanta! ♥

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta el post y la pulsrea. Bs

    ResponderEliminar
  8. gracias, gracias, Rosa / Cristina! :) Beso!

    ResponderEliminar