10.7.12

Gato tormento se come las plantas

Cuando el amigo Mleko no está durmiendo, está enredando. Enredando pero bien. Que no os engañe la foto, que es un gato tormento de nivel superior.  


Pero cuando duerme, dibujo y hasta termino algún estampado. Hoy ha sido éste. Está inspirado en los bordados de una prenda antigua rumana. Terminaré coloreándolo, pero así ya me gusta. Estaréis pensando que a mí me gusta cualquier cosa. Ja!



Y eso es todo por ahora. Gato tormento ya no duerme... ¡Precaución!

7 comentarios:

  1. Jajaja.

    Tan sereno y tranquilo parece el gato como espléndido es el diseño.
    Ambos son muy hermosos.

    Un abrazo muy fuerte.

    PD espero que de ese minino guapo salga un nuevo snimal de tela que moldear y coser y poner en pie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Paz! En cuando crezca un poco y ya no tenga tantas ganas de jugar, volveré a la carga con algún animalín. El primero, un gato, claro está. :)

      Un abrazo grande para ti!

      Eliminar
  2. Ayyy, qué gatín más bonito!!!! Ahora entiendo por qué venden plantas para gatos, tendrás que comprarle una de esas, de las que puede comer, a ver si se va a intoxicar...
    jeje! qué bonito está!!!!!
    y vaya chulada de estampado!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es realmente guapo! Y muy buenín, a pesar de lo que diga. Preferiría que no me mordiera tooooooooooodo el rato, pero es buenín. :)

      Tengo que comprar una de esas plantas, porque también se quiere comer las de mentira y, con ésas, sí que vamos a tener un problema de intoxicación.

      Gracias por lo del estampado! Nos vemos pronto!

      Eliminar
  3. Cómo te entiendo! Mi gatita ahora mismo también es un tormento! Con decirte que el otro día ve la vino a traer a casa una vecina, porque se me había escapado por las escaleras y se metió en su casa...! Ahora mismo me está pisando las teclas del ordenador...
    Bueno, ya crecerán y se aseñorarán y por ahora, a disfrutar de verlos cuando duermen ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra oír eso -aunque se escape por la escalera, jaja- porque ya no sabía si era yo, que lo estaba maleducando o qué. Nunca había tenido un gato antes; había vivido en casas con gatos, pero tenían otros dueños y ya eran adultos.
      Cuando se acerca al teclado lo desenchufo. Directamente. Me evito un montón de desastres inesperados. Ja! A veces, se queda durmiendo cerca del teclado y eso lo compensa todo. :)

      Eliminar
    2. Yo ya he tenido dos gatos desde cachorros antes pero siempre se me olvida las trastadas que hacían de chiquitos... Cómo es la memoria! De hecho siempre digo que Catalina era más tranquila, pero si me pongo a mirar fotos antiguas se me desmonta la opinión. También pensaba que cuando creciesen y ya no fuesen tan graciosos me iban a gustar menos y es mentira. Vas evolucionando con ellos sin darte cuenta, es muy curioso...

      Eliminar